D. Ginés llega dispuesto a desgastarse por todos los fieles de la Diócesis de Getafe

2018 02 24 -D. Ginés ya es Obispo de Getafe

D. Ginés García Beltrán es, desde el pasado 24 de febrero, el nuevo obispo de la Diócesis de Getafe después de la toma de posesión de su sede en la Catedral Santa María Magdalena y de una multitudinaria eucaristía con la que comenzó su ministerio apostólico, celebrada en el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús.

El cariño de miles de fieles, la alegría y la devoción fueron las notas características de una jornada en la que también brillaron la orquesta sinfónica y el coro de la Diócesis de Getafe, así como las voces de los niños de la Escolanía de la Catedral de Guadix.

D. Ginés recibió muestras de afecto y gestos de acogida tanto por parte del obispo emérito, D. Joaquín María López de Andújar, como de la curia diocesana, los seminaristas, el rector del seminario y, sobre todo, de las familias y los miles de fieles venidos desde todos los puntos de las diócesis de Getafe, de Guadix y de su Almería natal, que llenaron por completo el santuario.

El encuentro en el Cerro de los Ángeles empezó con la acogida de las hermandades y de las cofradías, que con sus estandartes engalanaron la entrada al santuario.

Una vez dentro, fue el anterior prelado diocesano quien comenzó dirigiendo unas palabras llenas de cariño al nuevo pastor de la Diócesis de Getafe.

D. Joaquín le dijo a D. Ginés que va a disfrutar mucho en esta Diócesis. “En ella vas a  encontrar a sacerdotes entregados, jóvenes que buscan a Dios, familias, una gran riqueza de carismas y un gran número de seminaristas menores y mayores que son, no sólo la esperanza para el futuro, sino una realidad ya muy gozosa en el presente”, señaló el obispo emérito.

Después, el nuncio de Su Santidad, Mons. Renzo Fratini, dirigió unas palabras al nuevo pastor diocesano y mandó leer el nombramiento al canciller secretario, D. Francisco Armenteros.

Este acto arrancó de todos los fieles un sentido, espontáneo y cariñoso aplauso a su nuevo pastor.

Después de la entrega del báculo y el gesto de adhesión de una representación del pueblo diocesano, D. Ginés presidió la multitudinaria celebración, llena de muchos momentos cargados de emoción.

El nuevo pastor de la Diócesis de Getafe tuvo también palabras de recuerdo, de cariño y de agradecimiento en su homilía para todos los que le habían querido acompañar en ese momento y que llenaban el Santuario del Sagrado Corazón: tanto a las autoridades –entre las que se encontraba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Dña. Cristina Cifuentes y una veintena de alcaldes– como a los fieles asistentes y a los que no habían podido estar presentes y seguían la ceremonia desde sus hogares.

D. Ginés, recordando el lema de su episcopado, ‘Para mí la vida es Cristo’, señaló que, siguiendo el ejemplo de  Cristo, trabajará sin descanso para la salvación de los fieles de la Diócesis de Getafe.

“Vengo a esta Diócesis con ilusión, porque es el Señor quien me llama y me envía a vosotros. Por eso, mi respuesta no puede ser otra que gastarme y desgastarme por vuestra salvación. Ayudadme, queridos hermanos y hermanas de esta Diócesis de Getafe, con vuestra oración y con la ayuda fraterna”, afirmó el nuevo obispo en su primera homilía a los fieles.

“Al comienzo de mi ministerio entre vosotros quiero aseguraros que trabajaré cada día, con la ayuda de Dios, por cada una de nuestras comunidades, por su unidad y su progreso en la fe”, señaló Mons. García Beltrán.

Pero insistió también en que ésta es una tarea de todos, para la que cuenta con la ayuda de Dios: “Al mismo tiempo, quiero hacer un llamamiento a salir de esas comunidades, del posible confort en el que podemos adormecernos, en busca de los hombres y mujeres que nunca han venido o que se fueron por alguna causa”.

Por eso, el nuevo prelado diocesano impulsará la evangelización, porque “es un acto de amor”.

Recordando las palabras del papa Francisco, D. Ginés también señaló que prefiere “una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”.

De entre todos aquéllos a los que la Iglesia está llamada a cuidar, D. Ginés insistió en que los pobres han de ocupar un lugar privilegiado: “En la vida de nuestra Diócesis y de todas las comunidades que la constituyen, los pobres han de ocupar un lugar privilegiado. Ellos están en el corazón del Evangelio. Estamos llamados, por lo tanto, a tender la mano a los pobres, a encontrarles, a mirarles a los ojos, a abrazarles, para hacerles sentir el calor del amor que rompe el círculo de soledad. Su mano extendida hacia nosotros es también una llamada a salir de nuestras certezas y comodidades y a reconocer el valor que tiene la pobreza en sí misma” (Francisco, mensaje en la I Jornada Mundial delos Pobres).

Para esta gran tarea que le espera en la Diócesis de Getafe, con 48 municipios y más de un millón y medio de habitantes, el nuevo obispo cuenta con la ayuda también de los santos diocesanos, a los que se encomendó: santa Maravillas de Jesús, san Benito Menni, san Faustino Míguez y los beatos María de los Ángeles de San José y Jacinto Hoyuelos.

Y, sobre todo, pidió el amparo de la patrona diocesana, la Virgen de los Ángeles, ante quien rezó D. Ginés en la mañana del sábado, antes de trasladarse a la Catedral Santa María Magdalena y tomar posesión de su cátedra.

Durante su toma de posesión, D. Ginés estuvo arropado por diferentes autoridades religiosas, como el nuncio de Su Santidad, Mons. Renzo Fratini; el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal arzobispo de Valladolid, D. Ricardo Blázquez; el cardenal arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro; el cardenal arzobispo de Barcelona, D. Juan José Omella, el cardenal arzobispo de Valencia D. Antonio Cañizares, y los cardenales arzobispos eméritos de Madrid, Sevilla y Pamplona, D. Antonio María Rouco Varela, D. Carlos Amigo y D. Fernando Sebastián, respectivamente. Junto a ellos, más de treinta arzobispos y obispos venidos de toda la geografía española.

A ellos se sumó un gran número de alcaldes y de autoridades militares, representantes de hermandades, cofradías, movimientos y asociaciones de la Diócesis, así como los representantes de las iglesias cristianas que hay en territorio diocesano.

Al finalizar la celebración, los fieles de la Diócesis se acercaron a saludar al nuevo obispo y a manifestarle su disponibilidad y su cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s