Legión de María

Legión de María

2º VIERNES DE MES : ROSARIO COMENTADO 45 MINUTOS ANTES DE LA MISA

+ORGANIZACIÓN DEL ROSARIO PAROQUIAL

Reunión:  SABADO

  • en invierno: 17:30 hs.
  • en verano: 18:30 hs.

Legión de María es una asociación de católicos que con la aprobación eclesiástica han formado una Legión para servir a la Iglesia en lucha contra las fuerzas del mal, acaudillados por Aquella que es bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército en orden de batalla: MARÍA INMACULADA.

Los legionarios ansiamos hacernos dignos de su celestial Reina, intentándolo mediante su lealtad, sus virtudes y valentía. Este ejército mariano brotó espontáneamente un 7 de Septiembre de 1921, teniendo como fin la gloria de Dios por medio de la santificación personal de sus miembros, mediante la oración y colaboración activa a la obra de la Iglesia y de María: contribuir al bien de la Iglesia y ensanchar las fronteras del reino de Cristo.

ESPÍRITU DE LA LEGIÓN

Legión de María-catena

El espíritu mariano es el mismo que el de María.

El legionario anhela imitar su profunda humildad, su perfecta sumisión, su continua oración, su heroica paciencia, su amor a Dios intrépido y sacrificado, pero ante todo su fe que solo en ella llegó al más alto grado. Animada la Legión con esta fe y este amor de María, no hay empresa, por difícil que sea que le acobarde. El modelo de todo legionario es la espiritualidad apostólica que no es otra que la misma Santísima Virgen, María, Reina de los Apóstoles.

Así la legión exige un servicio sin límites, esto es una necesidad para todo legionario, perseverando hasta el fin en la obra del apostolado, sin vacilaciones, un servicio en un perpetuo ¡Adelante! Con una inagotable paciencia en servicio por las almas, sobre todo a las más débiles en momento de flaqueza, olvidándose de sí, al pie de la cruz ajena, estando allí hasta que esté todo cumplido.

Estamos para quien quiera darse por entero a Jesús a través de María.

Cuanto más unidos estamos a María, más nos da Ella a Jesús. Así con ella haremos todas las cosas por Jesús, con Jesús, en Jesús, para Jesús.